Translate

miércoles, 3 de octubre de 2012

Derecho a la educación de las personas con discapacidad



 

Existe un documento llamado “Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad”, la cual el 13 de diciembre de 2006, fue adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, la cual consta de 49 artículos y tiene el propósito de promover, proteger y asegurar el goce pleno y en condiciones de igualdad de todos los derechos humanos y libertades fundamentales por todas las personas con discapacidad, y promover el respeto de  su dignidad inherente.

Este documento compromete a los países que la firmaron (entre ellos México), a reconocer que todas las personas son iguales ante la ley y a prohibir cualquier tipo de discriminación en razón de la discapacidad.

Entendiéndose que las personas con discapacidad incluyen a aquellas que tengan deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales a largo plazo que, al interactuar con diversas barreras, puedan impedir su participación plena y efectiva en la sociedad,  en igualdad de condiciones con las demás.

Dentro del artículo 24 se reconoce, entre otros, el derecho de las personas con discapacidad a la educación y para hacer efectivo este derecho sin discriminación, y sobre la base de la igualdad de oportunidades, se asegurará un sistema de educación inclusivo, a todos los niveles así como la enseñanza a lo largo de la vida. 
El movimiento de la escuela inclusiva se centra en cómo aumentar la participación del alumnado con deficiencias en un aula ordinaria, independientemente de las características y niveles de cada persona.

La escuela inclusiva reconoce la diferencia como un valor, de modo que todo el mundo puede formar parte de ella en situación de igualdad. Este reconocimiento de las diferencias individuales nos lleva al reconocimiento de la diversidad. 
Así, diversidad es reconocimiento de diferencias y valoración de ellas. 

La inclusión educativa se construye sobre la participación y los acuerdos de todos los agentes educativos que en ella confluyen. 

La integración y/o inclusión de personas con discapacidad no se ha logrado debido a las barreras que crean las personas y la sociedad, a raíz del miedo a lo diferente o por ignorancia.

“Se debe enfocar en la persona, no en la discapacidad” 

Barreras que impiden la inclusión:
 
Barreras Individuales: Miedo, fastidio, curiosidad, lástima, indiferencia,  etc.

Barreras Familiares: Familia de origen y ampliada: creencias, tradiciones, cultura, etc. 

Barreras Sociales: Escuelas, amistades, lugares públicos, trabajos, mitos, conceptos, costumbres, conductas, etc. 

Barreras Físicas: Arquitectónicas

Atención en RIE (Recepción, Integración y Expresión) A.C.




Normalmente, las primeras señales de un niño con discapacidad aparece antes de los 3 años de edad, y a menudo los padres son las primeras personas que sospechan que su niño no está desarrollando las destrezas de acuerdo a su edad. 

Los padres que por alguna razón están preocupados por el desarrollo de su hijo acuden con su médico para la realización de diversos exámenes que pueda ayudar en el diagnóstico y la indicación de su tratamiento, sin embargo, según sea la complejidad para determinarlo se puede llevar varios meses o años. 

Es de suma importancia que a la par de la atención médica, se dé la oportunidad al menor de recibir atención en un programa de Estimulación Temprana ya que es en los primeros años de vida (antes de los 6) cuando el niño se desarrolla y aprende más velozmente y el cerebro, producto de esta plasticidad neuronal, reconoce y se adapta más fácilmente a determinadas conductas ya sean normales o no. 

De esto se deduce que es en esta etapa, donde tenemos que proveerle al niño patrones normales de movimiento con el objetivo de que el cerebro, aun inmaduro, los capte con mayor facilidad y de esta forma también evitamos que se formen patrones motrices anormales que en el futuro solo entorpecen y demoran la rehabilitación. 

En el área ocupacional se pretende en medida de sus posibilidades, enseñarle a realizar destrezas básicas, tales como comer, vestirse o usar el baño, lo cual aumenta la independencia, confianza en sí mismos y la autoestima. 

Si existen problemas para comunicarse, se identifican las dificultades específicas y se trabaja cuanto antes a base de diferentes estímulos. 

Otra razón que podemos mencionar es la importancia que tienen las experiencias sensoriomotrices para el desarrollo cognitivo en general. Los niños con capacidades físicas limitadas presentan trastornos perceptuales que dificultan en gran medida, el normal desarrollo de los procesos cognitivos interfiriendo además en el proceso educativo. 

El objetivo principal de la atención de los niños con discapacidad en el Grupo de Estimulación es brindarles las herramientas y el desarrollo de los precursores del aprendizaje necesarios para que su vida escolar inicie lo más temprano posible preparándolos para el preescolar.

“Alguien hizo un círculo para dejarme fuera, yo hice uno más grande para incluirlos a todos”
 Nativo americano 


1 comentario:

  1. esta informacion es muy importante para nosotros los padres que tenemos este estilo de vida que asi podemos y sabemos como cuidar a nuestros hijos y apoyarlos para que puedan ser cada dia mejores.

    ResponderEliminar

Tu comentario es muy importante para todos los usuarios de las organizaciones que integran La Red de Discapacidad en Chihuahua. De antemano ¡Muchas gracias!